16 sept. 2013

Festes de Gràcia 2013 en clave de Iluminación.

Por muchos es conocida la fiesta mayor del barrio barcelonés de Gràcia, que se celebra cada verano la semana del 15 de Agosto. Todo Gràcia es una fiesta, pero 17 de sus calles y plazas participan en un concurso anual de ornamentación premiado con el honor de ser la calle más bonita de todo el barrio. Gente de toda Cataluña se suma a los miles de turistas que visitan la ciudad en esta época del año para pasear por las calles engalanadas que se convierten en verdaderas paradas de un parque de atracciones. El concurso, organizado por la Fundació de la Festa de Gràcia, consiste en decorar las calles con una temática distinta en cada caso y de libre elección.

Xavi Ferrés, como miembro de la consultoría de iluminación arquitectónica ANOCHE*, formó parte del jurado en la última edición del certamen. Éste reúne a 7 personas de diversos perfiles profesionales relacionados con el diseño, el reciclaje, el atrezzo o puesta en escena, la fotografía, arquitectura o iluminación. La selección de este grupo de especialistas es muy cuidadosa de forma que un mismo miembro sólo puede participar en el jurado dos años consecutivos y, en una misma edición, sólo puede haber dos especialistas "repetidores".

La valoración de las calles, cuyos vecinos ponen tanta ilusión en ornamentar, sólo es posible después de horas de paso, de día y de noche, y un intenso y exhaustivo debate entre los miembros del jurado. De cada calle, se califican sus techos, paredes, portada (entrada a la calle), originalidad y, por su puesto, luz e iluminación. Según todos estos parámetros, se opta al premio de la Mejor Calle, el título más completo, pero además, se premia a cada calle según determinados aspectos entre los que se encuentran el Mejor Objeto de Diseño, el Mejor Objeto de Reciclaje, la Mejor Portada y la Mejor Organización.

Os dejamos varias imágenes que contemplan el aspecto en que Xavi era especialista, la iluminación. En la edición de este año pudimos ver ejemplos muy interesantes que completaban la puesta en escena de cada uno de los temas escogidos. Y es que la iluminación de noche, pero también el uso o aprovechamiento de la luz del sol para crear ambiente es importantísima. Con materiales muy sencillos y una buena disposición de elementos reflectantes, claros de luz o filtros durnte el día y de bombillas o velas por la noche, se puede inducir al transeúnte a un estado de ánimo o trasladarlo en el tiempo y el espacio al carnaval de Venecia, como ocurrió en el carrer Lluís Antúnez, a dar un paseo por las nubes, como en el carrer Mozart que ganó el Premio al mejor Techo, al fondo del mar, como en el carrer Verdi, ganador del Premio a la Mejor Iluminación, o al periodo jurásico, como en el carrer del Progrés, ganador de la categoría absoluta del certamen.


 
techo del carrer Joan Blanques que, bajo el tema "Lletra a Lletra", nos sumerge en una sopa de letras.


el carrer del Progrés, ganador absoluto del concurso, supo tocar todas las teclas necesarias para llevarse el título: desde el uso de materiales reciclados o reusados hasta la perfecta puesta en escena, que nos lleva al bajo bosque de una selva prehistórica que tamiza la luz del sol y la tiñe de verde, como si estuviéramos bajo capas y capas de ramas y hojas. Todo ello, con la simplicidad de una malla de construcción, tensada por sí misma, a la que se le han atado miles de flecos de plástico verde azulado.


ya de noche, se valoran otras características, más relacionadas con el objeto de luz por sí solo, además de el ya comentado ambiente que se crea. En el carrer Puigmartí es de noche cuando de verdad lucen, nunca mejor dicho, los decorados. Gracias a la oscuridad se ve el mar de estrellas y cometas que bañaban el techo de esta calle. Con una técnica sencilla se iluminan los elementos desde dentro.


en el caso del carrer Verdi, ganador del Premio a la Mejor Iluminación, tanto de día como de noche se conseguía llevar al transeúnte al fondo del mar pero, como ocurría en el anterior caso, es de noche cuando los objetos de luz - decenas de peces hechos de gasa de colores, tensada alrededor de una estructura de alambre en forma de pez, iluminados desde dentro - destacan por encima de todas las demás calles y temáticas.


el colorido techo del carrer Verdi le otorga un aire festivo muy atractivo para el paseo nocturno.


entre guirnaldas, lámparas y máscaras el carrer Lluís Antúnez nos teletransporta a un carnaval de Tradicional de Venecia. Los objetos de luz se complementaron con la reproducción del Ponte de Rialto y otros motivos de la ciudad de las góndolas.


una propuesta muy interesante en cuanto a objetos de luz es la que desarrolló el carrer Tordera que, para protegerse de la que está cayendo, combinó un paraguas, un colador y una bombilla en un caso y unos hexaedros de colores para iluminar la calle logrando un efecto Las Vegas que, igual que el carrer Verdi, resulta muy atractivo para el paseo de noche.








No hay comentarios:

Publicar un comentario