23 may. 2014



la fachada ligera como excusa....
"ALGUNAS IDEAS SIN RESPUESTA"

En el último número de AFL, la revista especializada en Arquitectura de Fachadas Ligeras de Ciberperfil, nos vuelve a acercar las pieles de la arquitectura de vanguardia, con un interesante zoom en la técnica de las envolventes de 3 obras como son De Rotterdam, la nueva ciudad vertical, una excelente pieza de OMA con Rem Koolhaas, el Consejo Consultivo de Castilla y León en Zamora, de Alberto Campo Baeza; y el nuevo museo de Arte Contemporáneo de Alicante, de manos del equipo Sancho Madrilejos.

Encontramos también una entrevista de Miquel Àngel Julià a Xavier Ferrés en la que se tratan diversos aspectos del desarrollo de los proyectos de fachadas ligeras y opiniones en las que no sólo se trata de lo que se hace, sino cómo se hace.  Julià lo titula “Sin pasión no merece la pena levantarse cada mañana".

En la entrevista de AFL, se van mezclando reflexiones y opiniones acerca de las consultorías y las maneras de proyectar, el futuro o la evolución de la técnica, en definitiva hablar de fachadas ligeras, una excusa para tratar algunas “Ideas sin respuesta”.

1. Al plantearnos un proyecto habitualmente lo hacemos con ideas preconcebidas. El problema principal es no reflexionar a fondo en el origen del proceso de proyecto. Creo que “debemos ser creativos no solo con las respuestas a los conflictos de diseño, sino que debemos serlo en los planteamientos”. Así evitaremos respuestas inmediatas y preconcebidas del resultado final.
2 Proyectando, “todo lo que no suma resta”. En los “momentos de exhuberancia” ya pasados hemos ido añadiendo elementos y accesorios a las soluciones técnicas. En muchas ocasiones yuxtapuestas que llegan a ser incluso contradictorias sin pensar que un encadenado de buenas ideas, no da siempre como resultado una buena idea final. Sumando componentes, podemos estar restando eficiencia y perturbando la esencia de los elementos y de los sistemas. Porque “construyendo, el orden de los factores sí que altera el producto”.




3 Los proyectos no son grandes ni pequeños, complejos ni sencillos, solo varía la filosofía de trabajo y las fases clave, que en nuestro estudio, abordamos con la misma metodología, desde las fases más conceptuales a la precisión del detalle técnico, es decir, desde la idea inicial, el concepto arquitectónico, el concepto de las envolventes, la definición de los sistemas, la concreción de materiales y productos y obviamente el desarrollo de los detalles constructivos. Así, una vez terminada la fase del proyecto de ejecución con la construcción de los prototipos, empalmamos con el primer paso de la fase de ejecución material.
El avance del proceso nunca es lineal, ya que los períodos de reflexión, verificación y decisión tienen continuas idas y venidas. Si trabajamos ordenadamente y si el proceso es coherente, podremos corregir y avanzar, porque sabemos cómo hemos llegado a ese punto. Mejorar los resultados no es un proceso aleatorio, porque “Con método, normalmente los errores son la evidencia del límite de lo posible”.


4. Innovamos y nos movemos lentamente, la tecnología de la construcción de fachadas ligeras, evoluciona más rápido de lo que parece aunque, francamente, no he conseguido encontrar en los últimos 25 años 25 hitos de la técnica, que sean verdaderas aportaciones alos sistemas. Estamos hablando por citar algunos ejemplos de perfiles con rotura de puente térmico, dobles y triples acristalamientos, siliconas estructurales, construcción modular, fachadas de doble piel, reformulación de materiales como el metal estirado o las mallas de acero inoxidable…. En realidad, “hay mayor evolución en las prestaciones de los componentes y materiales que de los sistemas”. Esto es lógico si consideramos que la durabilidad en la construcción es una variable muy importante y el proceso desde la innovación hasta la aplicación tiene cada vez más un complejo desarrollo, con verificación, validación, testado, normalización, homologación, comercialización hasta la aplicación en obra.







5. Aprendemos de la técnica, de los técnicos, de la realidad, y para mí solo hay una fórmula válida… “Hay que dibujar a mano, para analizar, entender, aprender, explicar y evolucionar”. Dibujar a mano, es una manera muy diferente de percibir las cosas, explicando los componentes y dándoles función. Reflexionando con papel y lápiz dejamos de ser simplemente observadores y participaremos en la comprensión de los objetos y los espacios. Los objetos son algo más que imágenes en 2D y llegamos a entender su funcionamiento y aportación al sistema, comprenderemos para qué sirven cada una de las piezas y cómo funcionan. No hace falta ser un buen dibujante, es importante que el dibujo se entienda y aporte a cada escala las variables para que se entienda el conjunto, un dibujo será buenosi explica y deja claro que la técnica y la forma son la misma cosa.


6. El muro cortina es el gran hito de la arquitectura moderna, pero en comparación con las fachadas ligeras, la fachada convencional es estructural y portante, abriga, protege, contribuye a la inercia térmica del edificio, es estable y durable. Los huecos con tamaño, proporción, distribución que con la adecuada ornamentación ordenan y jerarquizan los alzados. Los juegos de macizos y huecos, las sombras y los diferentes elementos bien compuestos hacen que la fachada se entienda perfectamente. En cambio el muro cortina por culpa de los accesorios y complementos de los que hablábamos anteriormente, se ha banalizado y es simplemente un cerramiento que pasa por delante de la estructura, con una colección de objetos que raramente están bien ordenados; parece que la técnica es suficiente para construir y hacer arquitectura… Las fachadas en muchas ocasiones tienen lógica y discurso propio e ignoran lo que pasa más allá del límite del interior, podríamos decir que “El muro cortina mató a la fachada, o como mínimo la llevó a la UCI por culpa de los excesos y de la sobreactuación”.

7. “Los iconos sin materialidad son imágenes sin alma”. Actualmente hay edificios que son puro packaging, son puro alarde, son simples envoltorios, son complejidad para significarse, son vanidad pura. El alma tiene que ver con el usuario, con el lugar, con el autor, con la sociedad, con la ciudad, con el entorno, con el futuro… Algo tan elemental como orientar bien, como racionalizar las soluciones constructivas, como trabajar los materiales, las uniones, los colores, las texturas, la habitabilidad o el confort del usuario….son temas que se olvidan para hacer composiciones cada vez más singulares tratando de individualizar y de ser lamentablemente “originales”. Dado el caso, nuestra obligación es racionalizarlas, detallarlas, hacerlas construibles, entenderlas buscando la complicidad precisa entre materiales y arquitectura.




8  Hay una tendencia que parece dominar las propuestas de vanguardia, la fachada en muchas ocasiones es soporte de información. Las fachadas han sido, son y serán soportes de información, esto no es nuevo. Los edificios se iluminan, desde dentro, desde fuera y eso permite establecer un diálogo con la ciudad. Los edificios explican historias aplicando diferentes tecnologías y en muchas ocasiones la información se superpone a la fachada utilizando ésta como soporte. Estamos literalmente forrando edificios para soportar todo tipo de luminarias y pantallas que en pocas ocasiones contribuyen a pacificar el entorno. Tokio, Londres, Nueva York o Shangai tienen ejemplos muy interesantes de lo que se puede hacer y de lo que en algunos casos se puede evitar. “Al proyectar fachadas con luz, hay que considerar el color, la saturación, polución, sobreinformación, distorsión… un poco de cada pero con equilibrio”.



Para acabar, una recomendación, no perder la curiosidad, ni el miedo a experimentar y confundirse y sobre todo, durante todo el proceso de diseño y construcción:
Racionalidad, orden, metodología, reflexión, autoexigencia, transdisciplinaridad, sensibilidad, integración, I+D y siempre algo de pasión...

 Podéis ver el texto completo de la entrevista en el formato digital de AFL



2 may. 2014

Mucho más que una feria: VETECO




El sector de la construcción en España está muy tocado, no descubrimos nada nuevo. A pesar de ello, hay empresas que, con un notable esfuerzo, siguen apostando por el futuro, la innovación y la calidad y siguen creyendo que la mejor manera de acercarse a arquitectos, ingenieros, técnicos y al público en general es a través de la participación en los salones monográficos.

Gracias a la organización de IFEMA, el Salón Internacional de la Ventana y el Cerramiento Acristalado llega con una nueva edición del 7 al 10 de mayo. El acceso es libre previa acreditación o con la invitación de los expositores.



Este año, VETECO coincide con la “Semana de la construcción sostenible”, podéis ver en www.veteconews.com toda la información de las muchísimas actividades de formación y debate que se realizan en paralelo a la feria, entre ellos el “Congreso sobre estrategias para la rehabilitación energética de los edificios” o el “Congreso de edificios de energía casi nula”. Poned especial atención a los programas de ambos congresos.





Las ferias no sólo sirven para conocer, de primera mano, las novedades y mostrar el estado de la cuestión de cada una de las empresas: también son un estímulo y un punto de encuentro entre profesionales que merecen toda nuestra atención y apoyo. 

Estamos en un momento muy complicado con un futuro incierto, en el que cualquier gesto es de agradecer.


Nos veremos en la feria con los amigos de Amari que mostrarán sus nuevos paneles de chapa de acero y de aluminio, Carinbisa con carpinterías de perfiles de madera de alto rendimiento energético, Cortizo y sus series de perfiles de aluminio; Forster con sus perfiles de acero para carpinterías, especialmente con las líneas de protección al fuego, K-Line con las novedades después de Batimat en Paris, Kommerling con su perfiles de PVC en constante evolución, Somfy con sus automatismos, mecanismos y el software para optimizar las soluciones de protección solar, Soudal con sellantes, espumas y adhesivos o Tevitec que mostrará los vidrios de gran formato (10,00 x 3,21) que puede fabricar en sus nuevas instalaciones.
Estas son sólo algunas de las muchas empresas que estarán presentes el salón VETECO 2014, a todas ellas les reconocemos el enorme esfuerzo por acercarnos su tecnología. Gracias