26 ago. 2016

Buscando la ventana perfecta

Buscando la ventana perfecta.

Pasear por las calles de los centros de las ciudades de culturas y climas tan diferentes como Split, Dubrovnik, Tallin, Riga, Vilnius, Londres, Berlin, Las Palmas, Helsinki, Madrid, Granada o Barcelona, es una estupenda forma de aproximarse a su riqueza arquitectónica, tan fascinante como su historia.

Las fachadas de las “Old Town” de cada una de ellas están compuestas con mínimas variantes formales, dando un aspecto homogéneo de alzado organizado por huecos. Simetría, orden, proporción, jerarquía, material, textura y color, todo armónicamente combinado, sea donde sea, cuanto más remoto mejor.
Las ventanas hábilmente ordenadas en la fachada, se corresponden a cada una de las estancias y los usos del interior del edificio y cumplen su doble función: iluminar y ventilar.
Las ventanas de perfiles de madera o acero, y vidrios de formato adecuado al momento, sea cual sea su geometría, tienen múltiples capas para adaptarse fundamentalmente al clima y a las condiciones del entorno.





























Los planos desde la cortina interior, la propia ventana enrasada en el plano interior o el exterior de la fachada, se completan con los más variados accesorios, persianas de lamas también de madera o en climas fríos con otra ventana acristalada, creando un espacio para múltiples usos, que se repite mil veces con la misma fórmula y diferentes formas.
Las embocaduras de piedra, de ladrillo o de madera para construir las jambas y dintel, remarcando el hueco con accesorios y ornamentos de sabia tradición, pequeñas molduras de madera o de piedra que funciona como goterón, escupidores de cobre para protegerse de la nieve, rejas en el exterior, o en la cámara entre 2 ventanas para evitar la entrada o la salida de las personas o las más típica persianas de librillo que permiten protegerse del sol, del agua y del viento, a la vez que es posible ventilar, iluminar, ver sin ser visto y en sus múltiples posiciones de apertura, total o parcial, adecuarse térmicamente a cada uno de los momentos del día o de las estaciones dela año, toda una lección de construir. Más prestaciones para un hueco es imposible.

Un prodigio de componentes y accesorios que sabiamente utilizados funcionan y han ido evolucionando desde siglos y nos acercan a la ventana perfecta para cada lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario